miércoles, 11 de abril de 2012

Huella dejada el día 23 de julio de 2011.-




Quiero bañarme en el mar
como concha arrojada en la orilla;
quiero refrescarme, salvaje
para el calor de los días que vendrán.


Aún no se han inventado cercas capaces de frenar una imaginación todavía por domar.

6 comentarios:

Marek dijo...

Hola Jesús! ¿Acaso haces progresos? Esas huellas te resultan cada vez mejores y poco a poco se conviertan en hoyas.
Saludos y sigue así, ok?

Pedro Luis López Pérez dijo...

Preciosas Palabras y bellas imágenes.
Un abrazo, Marek.

Sensaciones en Imagenes dijo...

La primera me encanta es parecida a otra que pusiste algún tiempo con burbujas y malo si le ponemos cercas a la imaginación, para mi uno de nuestros mayores tesoros y un arma increíble.
Un abrazo.

Rafa Santander dijo...

Simplemente preciosa, muy buena.
Un Saludo

Javier Diéguez López dijo...

Hola Joaquin, tienes un premio en blog que puedes recogerlo cuando quieras. Un saludo.

ATENEA dijo...

Cristalina y anacarada como la concha que la cobija!!! Precioso tesoro, agua y arena !!!
Un abrazo, Jesús!!!